"I'm so happy to be part of the Kiva community"

- Ely, Ely Lugo

I heard about Kiva during a time where I was losing the hopes of turning my passion into my business. Nevertheless, there is always light at the end of the tunnel. Through Kiva and its community, I have once again felt the need, passion, and will to continue creating art and doing what I love. I’m super grateful to all the people that have supported me along the way and have believed in my work and passion. I feel so grateful to have done Kiva and have received the support from Puerto Rico and Kiva’s global community.

I produce my works of art with the help of Puerto Rico’s local business. I try to portray positive messages through the art I create daily. Sometimes I digitalize the paintings I do into scarfs and/or postcards. One of my biggest inspirations is to be able to share the positive messages through my work and inspire the world. I was so surprised and pleased with how fast you can get a loan through Kiva.

Kiva has allowed me to increase my inventory in order to distribute some of my products around the island and meet my orders. It has also allowed me to create products from original paintings I’ve made in the past. I’ve also had the pleasure to meet and work with many great local businesses. In addition, Kiva has allowed me to increase my revenues and continue to invest in new products.

I’m so happy to be part of the Kiva community.



Supe de Kiva en un momento en que estaba viviendo diferentes experiencias que me habían alejado un poco del sueño de convertir mi trabajo artístico en una empresa.  Sin embargo, el respaldo que he tenido de mis conocidos una vez lancé el deseo de retomar lo que un tiempo atrás había comenzado con éxito y había tenido que poner en "hold" y el apoyo que me han dado desde que comencé mi campaña, me dio un nuevo aire y me llenó de muchas esperanzas.  A eso se sumó el apoyo de las personas que trabajan en Kiva Puerto Rico quienes desde el primer momento vieron el potencial de mi empresa y me animaron para participar y de las personas y empresas de todas partes del mundo que han leído mi historia a través de mi "profile"  y creen en mi visión y han  invertido su dinero lo cual me ha reforzado y devuelto la seguridad de que debo continuar hacia adelante con mi idea.

Yo desarrollo productos con mis trabajos artísticos y utilizo empresas locales que puedan colaborar en la creación de estos.  Algunos de esos productos contienen reproducciones de mis obras de arte que yo he digitalizado y otros son obras que se venden en originales pintadas en seda y otros materiales.  Sin embargo una peculiaridad de mi trabajo es que durante el proceso creativo y meditativo de la mayoría de las piezas surgen mensajes positivos.  Yo intento capturar esos mensajes y hacerlos parte de la obra para compartirlos en los productos y llevar ese mensaje al mundo.

Fue sorprendente lo rápido del proceso en Kiva, desde que decidí lanzar mi campaña hasta que recibí el dinero.  Esta oportunidad me ha permitido aumentar el inventario para distribuir algunos de los productos con reproducciones por diferentes puntos de venta en la isla y gracias a la colaboración de algunas empresas he podido también añadir materiales nuevos para aumentar la producción de las piezas originales.  Esto me está permitiendo aumentar mis ingresos y continuar invirtiendo en nuevos productos. 

Estoy muy agradecida por la oportunidad y por ser parte de la comunidad de Kiva. 


--


Kiva U.S. Stories is a space to share and enjoy the moving, the funny, the inspiring, stories that come from every corner of the Kiva U.S. community.

Share your story here.

 


About the author

Kathinka K. Nakstad

Kathinka moved to San Francisco to pursue her BBA degree, with a major in marketing. Being form Norway, she time to time misses the different seasons (especially winters with snow). One of her hobbies consists of finding a part of a city and explore it for a whole day. Checking out cool boutiques, and the best places to eat. Two of her favorite places to visit are Budapest and Vienna. No wonder her dream job would be to travel the world and write about the places she visits.